Carretillas térmicas de Linde Material Handling con transmisión hidrostática
Transmisión hidrostática para aumentar el rendimiento de manipulación de carga

Carretillas térmicas

Precisión y rapidez

Para lograr unos procesos de manipulación de carga rápidos, es necesario que las carretillas cuenten con una transmisión de fuerza y un control precisos. Esto ahorra tiempo e incrementa el rendimiento de manipulación de carga. Desde hace décadas, Linde Material Handling marca la pauta en el desarrollo de carretillas elevadoras térmicas por lo que respecta a la productividad y la rentabilidad.

La combinación de transmisión directa hidrostática, control mediante doble pedal y Linde Load Control, así como la extraordinaria ergonomía de los vehículos Linde, permite al conductor ejecutar con precisión y rapidez en cualquier situación todos los movimientos de translación y elevación. Gracias al control inteligente y a la armonización entre los motores diésel, de gas propulsor y de gas natural, siempre se dispone de la potencia suficiente.

Otro principio clave en el desarrollo de las carretillas térmicas de Linde es la seguridad, que se refleja en el diseño cuidadosamente estudiado. Todos los componentes y las piezas están ejecutados de forma sumamente robusta, pero al mismo tiempo garantizan unas condiciones de visibilidad óptimas. Además, múltiples sistemas mecánicos y eléctricos mejoran la seguridad activa y pasiva de las carretillas.

La amplia gama de carretillas elevadoras térmicas de Linde cubre el rango de capacidad de carga de 1,4 a 18 toneladas.

La hidrostática como factor clave

En la transmisión hidrostática, el motor de combustión impulsa una bomba. A través de un circuito cerrado, la bomba transmite la potencia mediante presión de aceite a los dos motores hidráulicos situados en el eje de accionamiento. La cantidad y la dirección del flujo de aceite –y por ende la velocidad y la dirección de marcha– son controladas por el conductor mediante dos pedales: el control mediante doble pedal de Linde. Basta con cambiar de pedal para que la carretilla modifique la dirección de marcha. A su vez, el circuito cerrado de aceite frena el vehículo, haciendo innecesario un sistema de frenos. También se prescinde del embrague y de la caja de cambios. Así pues, la transmisión hidrostática de Linde funciona sin escalonamiento, de modo absolutamente uniforme y sin sacudidas. Este innovador sistema de transmisión de fuerza es la clave de la precisión y eficiencia de las carretillas térmicas de Linde.

Linde_Hydrostatik_english_tn

Carretillas ahorradoras y robustas

Manipulación eficiente, puestos de trabajo ergonómicos, completos paquetes de seguridad: estas directrices presidieron el desarrollo de la última generación de carretillas térmicas. De ahí que los vehículos incorporen, por ejemplo, motores sumamente ahorradores. Además, las carretillas pueden funcionar durante muchas horas sin interrupción, ya que rara vez tienen que someterse a mantenimiento. Los módulos de servicio fácilmente accesibles permiten completar con rapidez cada proceso de mantenimiento.

Trabajar de forma saludable

Los ingenieros de desarrollo conciben los vehículos en torno al conductor, con la ergonomía como prioridad. De ello dan fe, por ejemplo, los reposabrazos regulables y los confortables asientos que alivian la carga sobre la espalda. Los cojinetes de goma en los ejes, el mástil y los cilindros de inclinación, así como los cómodos asientos, mitigan las sacudidas que se transmiten al conductor.

Otro factor importante es el Linde Load Control combinado con el control mediante doble pedal. Mientras maneja las funciones de traslación con los pies, el conductor controla las funciones de elevación con las yemas de los dedos. Este concepto de manejo reduce los procesos de movimiento innecesarios y permite a los conductores trabajar sin fatiga durante más tiempo.

Circulación segura en la carretilla

La seguridad del conductor y de la carga en todas las carretillas está garantizada por numerosos factores, tales como una visibilidad excelente, sistemas de asistencia y diversos elementos de protección constructivos, desde el Marco Protector de Linde en los modelos de hasta cinco toneladas hasta el contrapeso con visibilidad optimizada en las carretillas de gran tonelaje. Así, las carretillas térmicas Linde brindan un alto grado de seguridad para el conductor y el entorno del vehículo en cualquier situación de trabajo.

Perfeccionamiento continuo

La mejora constante es una filosofía fundamental de Linde Material Handling. Por ejemplo, la transmisión hidrostática ha sido perfeccionada a lo largo de muchos años, y de este modo se han mejorado continuamente la eficiencia y la compatibilidad medioambiental de las carretillas térmicas. El objetivo es lograr una elevada disponibilidad, un rendimiento superior al promedio y una seguridad máxima.

Un perfecto ejemplo de las innovaciones de Linde son los sistemas de asistencia como el Linde Safety Pilot, que aumentan tanto la seguridad durante el trabajo como la productividad. Así, por ejemplo, el Linde Engine Protection System (LEPS) evita daños graves al motor. El sistema monitoriza parámetros importantes del motor, como el nivel de aceite o la presión del aceite, y advierte al conductor en caso de riesgo de sobrecarga. En caso de que este no reaccione a las advertencias, el LEPS limita la carretilla a la velocidad ultralenta.

Más eficientes

Gracias a la transmisión hidrostática y al Linde Load Control, el conductor controla con precisión y rapidez todas las funciones de traslación y de elevación en cualquier situación.

Más seguras

Una visibilidad panorámica óptima y diversos sistemas de asistencia incrementan la seguridad laboral en el día a día.

Más ahorradoras

La hidrostática de Linde funciona sin caja de cambios, embrague, diferencial ni frenos de tambor. Esto se refleja en el bajo consumo y los costes de mantenimiento reducidos.

Más robustas

La combinación de transmisión hidrostática y motores robustos despliega todas sus virtudes sobre todo en el uso exigente e ininterrumpido durante muchas horas de servicio. De hecho, muchos componentes ni tan siquiera requieren mantenimiento.

Más confortables

El tamaño y el equipamiento de las cabinas se guían por los estándares de la fabricación de automóviles: las condiciones ideales para trabajar de forma rápida y relajada.

Carretillas elevadoras a medida

No hay dos aplicaciones iguales. De ahí que Linde ofrezca para cada serie diversas variantes de diseño y una amplia gama de opciones de equipamiento, todas las cuales se implementan en la producción en serie normal. Esto permite adaptar cada vehículo a los requisitos de cada aplicación concreta, de modo que el cliente pueda aprovechar el pleno potencial de rendimiento del equipo.

Los especialistas de la Organización Comercial se ocupan de aquellas especificaciones de clientes que no pueden atenderse mediante las opciones de serie disponibles. Estos especialistas analizan los requerimientos y, junto con los desarrolladores y el área de producción, desarrollan una solución personalizada para la aplicación específica.

Además, Linde puede equipar con numerosos extras carretillas que ya están en uso, como soluciones de adaptación desde calefacción y aire acondicionado hasta desplazador lateral integrado o faros de trabajo, que permiten a los clientes mantener siempre actualizados sus vehículos existentes.