Conductor sobre un tren logístico de Linde en un almacén
Al ritmo de la producción moderna

Trenes logísticos

Modulares, flexibles y rentables

La moderna producción industrial requiere una armonización óptima entre los procesos. De ahí que el flujo de material en la producción se haya convertido en un importante factor de rentabilidad. Con los tres modelos de tren logístico FT, FT C y LT, Linde Material Handling ofrece soluciones a la medida de los requisitos específicos de los clientes, a fin de dotar de una eficiencia y flexibilidad máximas al transporte sincronizado de materiales cubriendo trayectos largos en la empresa. Los trenes logísticos complementan la gama de modelos de carretillas elevadoras y vehículos de almacén de Linde, y constan de tractores de arrastre combinados con diversos módulos de remolque. Pueden cargarse con hasta 2.000 kilogramos por módulo de remolque. Su utilización resulta rentable en caso de trayectos de transporte interno superiores a 150 metros.

La rentabilidad de los trenes logísticos de Linde es fruto de la estandarización del flujo de material, de la mayor seguridad para el personal y el material, así como de las posibilidades de utilización flexibles de los módulos de remolque para todas las cargas y las mercancías transportadas imaginables, desde palets hasta objetos individuales, pasando por cestos de rejilla. También la cómoda manipulación de carga y descarga, en ocasiones utilizando un bastidor rodante para palets encajado, convierte a los modelos de tren en eslabones eficaces de cualquier cadena de suministro de materiales. Todos los modelos de tren logístico de Linde se caracterizan por una gran estabilidad antivuelco y direccional y por unos radios de giro reducidos.

Factory_Train_Testimonial_MAN_KUKA_KEMMLER_Subtitles_en_tn

Manipulación eficiente

Las principales ventajas de los trenes logísticos de Linde son su manipulación rápida y precisa, así como la flexibilidad con la que se pueden adaptar rápidamente los módulos de remolque a todos los tipos de mercancías a transportar en la empresa. Mientras que el tren logístico LT fue desarrollado para transportes logísticos en naves industriales, el Factory Train FT está concebido para movimientos de materiales a grandes distancias, por ejemplo entre naves de producción. Con un radio de giro de 4,2 metros, ambos pueden utilizarse también en los espacios más reducidos. Todos los trenes logísticos de Linde trabajan con bastidores de carga versátiles, algunos de los cuales incorporan plataformas encajables para el transporte de mercancías, que se elevan para el transporte mediante un mecanismo de elevación y se bajan de nuevo para la descarga. Gracias a ello, el transporte de materiales mediante los trenes logísticos de Linde es eficiente, cómodo y rápido. El modelo FT C es una versión más corta y compacta del Factory Train, que puede utilizarse en espacios especialmente reducidos e incorpora una avanzada tecnología de eje. Esta tecnología mantiene todas las ruedas siempre en contacto con el suelo aunque la calzada sea muy irregular, garantizando así una estabilidad máxima de la carga.

Composición flexible

Los cinco bastidores de carga distintos y libremente combinables del modelo LT pueden alojar con facilidad y rapidez todas las mercancías que habitualmente deben transportarse en una empresa. Pueden cargarse con todos los tamaños de palet o con cestos de rejilla, utilizando en ocasiones plataformas rodantes encajables.

Seguridad y ergonomía

El tren en su conjunto se asegura mediante un inmovilizador y no puede ponerse en movimiento hasta que se hayan elevado todos los bastidores de carga. Los tractores de arrastre incorporan un sistema de asistencia al conductor que reduce automáticamente la velocidad en las curvas, a fin de prevenir vuelcos. Todos los módulos de remolque de los trenes logísticos Linde están conectados entre sí y al vehículo tractor mediante cables de datos. De este modo, el conductor puede manejar centralizadamente desde la cabina todos los bastidores de elevación. Se le indica de un solo vistazo si todos los bastidores de elevación se han elevado para el transporte. Sin embargo, también es posible manejar cómodamente mediante interruptor de pedal cada bastidor de elevación individual en el respectivo remolque. Además, el sistema de manipulación reduce el esfuerzo de la espalda. Por ejemplo, si se requiere una protección especial contra la intemperie, esta puede colocarse y retirarse fácilmente mediante una palanca mecánica, sin que el conductor tenga que agacharse.

Control preciso y manipulación sencilla

A fin de controlar los trenes logísticos con la máxima precisión posible, los remolques de los modelos LT y FT están provistos de dos o cuatro ruedas direccionales. Esto permite, por ejemplo en espacios angostos entre líneas de producción, trazar radios de giro extremadamente reducidos incluso con cuatro remolques. Gracias a su dirección complementaria en diagonal opcional, también es posible mover el modelo de tren FT C en perpendicular a la dirección de marcha. Todas las ruedas de los módulos de remolque de los trenes logísticos Linde incorporan suspensión y están montadas en sofisticados ejes basculantes. Esto minimiza el riesgo de daños a la carga durante el transporte. Para la utilización fuera de naves industriales están disponibles ruedas perfiladas especiales direccionalmente estables. Los objetos sueltos pueden depositarse mediante rodillos directamente sobre los bastidores de carga. Empleando un remolque especial con bastidor de puente, es posible cargar o descargar hacia ambos lados la mercancía a transportar. Todos los remolques están equipados con un mecanismo de elevación preciso y silencioso, que permite elevar la carga para el transporte con suavidad y hasta una altura de elevación libremente ajustable.

Futuro integrado

Los trenes logísticos de Linde ya llevan integrado el futuro. Los procesos de producción controlados digitalmente plantean requisitos aún mayores a la precisión y la puntualidad de la logística de materiales. Se demandan conceptos logísticos interconectados en red en los que las máquinas, las mercancías y los sistemas de transporte se comuniquen entre sí para transportar mercancías con la mayor eficiencia posible. El siguiente paso son trenes logísticos que se muevan de forma autónoma por las naves industriales y posibiliten el control centralizado mediante un potente sistema de gestión de flotas. Los trenes logísticos de Linde están equipados ya actualmente con potentes sensores, actuadores y controladores, sobre cuya base se pueden implementar las soluciones pertinentes.

Rendimiento x 5

Mayor eficiencia

Los trenes logísticos de Linde trabajan de manera rentable, ya que pueden alojar y transportar grandes cantidades de material. Esto los convierte en ideales para su uso en procesos de producción sincronizados.

Mayor seguridad

El inmovilizador de los trenes logísticos de Linde garantiza la seguridad. No es posible mover los trenes hasta que todos los bastidores de carga se hayan elevado a los módulos de remolque.

Mayor rentabilidad

Con hasta 8.000 kilogramos de capacidad, los trenes logísticos mueven gran cantidad de material en cada uso. Esto los convierte en una opción especialmente rentable en la intralogística.

Mayor delicadeza

Los trenes logísticos de Linde incorporan suspensión y un mecanismo de elevación suave, lo cual les permite transportar con delicadeza las cargas por la empresa.

Mayor confort

Los trenes logísticos de Linde brindan un confort máximo como lugar de trabajo. Los mecanismos de elevación de los diversos módulos de remolque pueden manejarse mediante el respectivo interruptor de pedal.

Vehículos a medida

No hay dos trenes logísticos de Linde iguales. No en vano, cada uno de los tres modelos se suministra, además de con el equipamiento de serie, con elementos adicionales libremente elegibles. Estos incluyen, por ejemplo, una protección opcional contra la intemperie para los diversos módulos de remolque. También la dirección complementaria en diagonal, necesaria para el movimiento lateral del conjunto del tren, puede seleccionarse como equipamiento especial, al igual que los raíles de protección especiales para el uso muy intensivo de los bastidores de carga o una pintura especial diferente del rojo Linde.