Linde Material Handling en el almacén de Egger
Safety first

Egger Holzwerkstoffe Wismar

Las cifras son impresionantes: en una superficie equivalente a 126 campos de fútbol, Egger procesa en la ciudad alemana de Wismar aproximadamente un millón de metros cúbicos de madera al año para producir tableros de HDF, MDF y OSB, así como pavimentos laminados. Desde febrero, el especialista en materiales de madera apuesta por carretillas con Linde Safety Pilot para sus necesidades logísticas.

Carretilla eléctrica de Linde en acción en Egger

Carretilla eléctrica de Linde en acción en Egger

Wismar en Mecklemburgo-Pomerania Occidental. A primera vista todo para muy tranquilo en esta histórica ciudad hanseática a medio camino entre Lübeck y Rostock. Turistas y locales pasean sin prisa por el casco antiguo de Wismar, declarado Patrimonio de la Humanidad, y disfrutan del encanto de la histórica plaza del mercado, flanqueada por imponentes edificios de ladrillos y tradicionales casas con frontispicio. Resulta difícil de creer que a tan solo un tiro de piedra hacia el norte se ubique uno de los centros de procesamiento de madera más grandes y modernos de Europa.

En la bahía de Wismar, a orillas del mar Báltico, reina a todas horas un trajín constante. Y se debe sobre todo a una empresa que desde su asentamiento en el año 1999 ha crecido hasta convertirse en el mayor empleador de la región: Egger Holzwerkstoffe Wismar GmbH und Co. KG, perteneciente al Grupo Egger que opera a escala global. Fundada por Fritz Egger en St. Johann in Tirol en 1961, la empresa familiar es hoy en día uno de los mayores procesadores mundiales de madera, con 17 plantas en siete países europeos, desde Francia hasta Rusia y desde el Reino Unido hasta Turquía.

Pero volviendo al mar Báltico y a Egger en Wismar: el proceso de transformación de la materia prima en producto acabado no tarda más de ocho horas gracias a las modernas líneas de producción, desde el descortezado y la trituración, pasando por el prensado de las virutas a una presión de 150 bar, hasta el corte y el embalaje.

Desde la región al resto del mundo

«La ubicación de la planta muy cerca del puerto es ideal para nosotros», explica Jan Menninghaus, responsable de logística de producción y expedición, dirigiendo su mirada hacia el extenso recinto. «Desde allí enviamos en barco nuestros productos a clientes de más de 90 países. La materia prima procede íntegramente de silvicultura sostenible, y adquirimos la mayor parte en la región, en un radio máximo de 200 kilómetros», añade Menninghaus. La materia prima natural se suministra mediante 85 camiones que atraviesan cada día las puertas de la planta de Egger en Wismar.

A través de una tubería, el especialista en materiales de madera también se abastece, directamente desde un aserradero limítrofe, de las virutas y el serrín requeridos para la producción. «En resumidas cuentas, se trata de un montón de madera», bromea Menninghaus. «Y dado que producimos prácticamente durante las veinticuatro horas en régimen de tres turnos, necesitamos una logística absolutamente fiable». Desde febrero de 2016, contribuyen decisivamente a ello cinco nuevas carretillas elevadoras Linde, entre ellas cuatro carretillas eléctricas del modelo E 35 HL. «Utilizamos los equipos para el abastecimiento y la eliminación de residuos de la producción, y también como carretillas para la expedición. Por ejemplo, las carretillas toman del estante palets con productos acabados tales como pavimentos laminados, y los depositan en los puntos de carga para los camiones. Desde allí, el quinto miembro de la flota, una carretilla diésel Linde H 50 con una capacidad de carga de cinco toneladas, se encarga del resto del trabajo, esto es, la carga de los camiones.

e_truck-stacking-construction-9377

Seguridad convincente

Además de factores como la fiabilidad y el rendimiento de manipulación de carga, también la opinión concreta de los carretilleros fue determinante para la adquisición de los equipos Linde. «Llevamos a cabo una prueba exhaustiva con cuatro fabricantes distintos. El veredicto fue claramente favorable a Linde, principalmente porque nuestros empleados alcanzaron los mejores resultados con los equipos de esta marca». Así lo corrobora Marco Bandow, administrador del almacén de estanterías altas de Egger:

Estupenda visibilidad, asiento superconfortable y sin apenas ruidos de funcionamiento: así da gusto trabajar.

Otro de los elementos que convencieron a los profesionales de logística de Egger fue el Linde Safety Pilot. «El sistema de asistencia estaba instalado en nuestro vehículo de prueba y nos impresionó desde el primer momento, hasta tal punto que lo encargamos para todas las nuevas carretillas Linde», explica el responsable de logística Jan Menninghaus. «No en vano, incluso la más mínima distracción durante la carga de nuestros tableros de madera y pavimentos laminados puede provocar situaciones críticas. Y dado que, por ejemplo, producimos los tableros de HDF en los más diversos grosores, también varía en gran medida el peso de los europalets». Hasta ahora, los conductores de Egger tenían que sopesar en un tiempo mínimo el centro de gravedad de la carga y el peso de la carga, y a menudo decidir por instinto qué más podía transportar la carretilla y hasta qué altura podía elevar. «Básicamente, casi en cada trayecto se enfrentaban a una ecuación con tres incógnitas», describe Menninghaus. «Así que siempre había un riesgo residual, aunque el conductor contara con años de experiencia», enfatiza el conducto Marco Bandow.

Un valor añadido seguro

El Linde Safety Pilot presta su ayuda ahora en Egger. El sistema proporciona a los conductores toda la información necesaria para el transporte seguro de la carga. «Puedo confiar en el Safety Pilot siempre que utilizo mi carretilla para tomar un palet del estante para transportarlo al punto de carga correspondiente. Me indica el ángulo de inclinación, el peso actual sobre la horquilla y la altura máxima de elevación», explica Marco Bandow desde su experiencia diaria.

Gracias a la indicación de la capacidad de carga, resulta sencillo almacenar y retirar mercancías incluso a grandes alturas.

Si la situación se volviera crítica, el Linde Safety Pilot limita automáticamente el equipo: el conductor ya no puede elevar la carga, sino solo bajarla y conducir a velocidad de paso. De este modo, la solución de Linde no solo aumenta la seguridad de los empleados, sino que evita eficazmente los daños a los productos. La importancia prioritaria que Egger en Wismar otorga a la seguridad laboral no solo se manifiesta en los aspectos técnicos: así, entre otras medidas, la empresa confía también en sus propios encargados de seguridad, quienes instruyen regularmente a los carretilleros en cuestiones de seguridad laboral.

Socio fiable

Egger también va sobre seguro en lo que atañe al servicio técnico. «Si surge un problema, los expertos de nuestro socio contractual FSN Fördertechnik acuden de inmediato», explica el responsable de producción y logística de expedición.

Carretilla eléctrica de Linde en el almacén de Egger

Carretilla eléctrica de Linde en el almacén de Egger Holzwerkstoffe

Para evitar cualquier disrupción de la logística incluso durante el mantenimiento o en caso de avería, FSN puede enviar en el mismo día a un técnico a la sucursal de Egger en Wismar. «Esta proximidad regional fue un factor crucial en nuestra decisión en favor de Linde. El hecho de que con el Linde Safety Pilot hayamos incorporado a la empresa a un “especialista en seguridad” adicional es miel sobre hojuelas», añade sonriente Menninghaus.

Acerca de Egger

Fundado en 1961, el Grupo Egger se cuenta actualmente entre los líderes mundiales en el sector de la producción de materiales de madera. En la planta de Wismar, aproximadamente 800 empleados producen desde 1999 tableros de MDF y HDF, así como tableros de OSB y pavimentos laminados. La flota de carretillas elevadoras in situ consta, entre otros, de cuatro carretillas eléctricas Linde E 35 HL y una carretilla diésel Linde H 50.