Este navegador está obsoleto. Por favor, cambie de navegador para poder utilizar nuestro sitio web en toda su extensión.
Una carretilla eléctrica X35 de Linde Material Handling transporta cajas de bebidas en el almacén de Ensinger
Un rendimiento agradable

La X35 en acción en Ensinger

Lo mejor de los dos mundos, para lo mejor de la naturaleza: no hay mejor manera de describir la prueba de la nueva Linde X35 en las instalaciones de Ensinger Mineral-Heilquellen. La nueva clase de potencia de carretilla eléctrica convenció a los responsables de la tradicional empresa de aguas minerales no solo en términos de sostenibilidad, sino también por su extraordinario rendimiento.

Máxima eficiencia en el uso de los recursos naturales: lo que hoy en día es consenso en casi todos los sectores tiene tras de sí una larga historia en Ensingen, cerca de Stuttgart (Alemania). Desde hace más de medio siglo, la empresa Ensinger Mineral-Heilquellen GmbH procesa aquí la que tal vez sea la materia prima más importante del mundo: agua mineral fresca de manantial, que brota de ocho pozos profundos del parque natural cercano. Así pues, no es de extrañar que el respeto al medio ambiente haya sido tradicionalmente una prioridad en Ensingen: promueven los más diversos proyectos de protección de la naturaleza, generan electricidad fotovoltaica e incluso han recibido el premio medioambiental del estado federado de Baden-Württemberg. Actualmente, para gran orgullo de los responsables, la mediana empresa de bebidas trabaja incluso de manera climáticamente neutra conforme a Scope 1 y 2.

Uno de los principales atributos distintivos de Ensinger es la sostenibilidad. De ahí que la electrificación de nuestras carretillas encaje a la perfección en esta filosofía.

Así pues, el proceso de producción de la empresa familiar no libera a la atmósfera gases de efecto invernadero nocivos para el clima. Un logro más que loable, sobre todo teniendo en cuenta los enormes volúmenes: ¡nada menos que 600.000 litros de agua mineral, zumos de fruta con agua mineral, bebidas deportivas, etc., salen cada día de la nave de expedición de Ensingen! En verano se contabilizan tranquilamente 3,8 millones de litros a la semana. Está claro que para manejar estas cantidades es indispensable una logística de máximo rendimiento. “Para nosotros es esencial contar con carretillas contrapesadas potentes”, explica, como no podía ser de otro modo, Frank Lehmann, director ejecutivo de Ensinger. “Así que estamos encantados con la nueva Linde X35, que como carretilla eléctrica libre de emisiones proporciona una potencia extraordinaria al nivel de los modelos con motor de combustión”.

Una carretilla eléctrica X35 de Linde carga un camión con cajas de bebidas de Ensinger

¡Logística en marcha!

Carretillas eléctricas y la industria de las bebidas: hay quien, por costumbre, continúa expresando reticencias al respecto, pero esta combinación lleva mucho tiempo demostrando su eficacia en Ensinger. Del total de 22 carretillas Linde en la logística de la empresa de agua mineral, doce de ellas ya trabajan con baterías de plomo-ácido o de Litio-Ion. Y, dado que la sostenibilidad es un tema que aquí se toma muy en serio, pronto serán más, siempre que su rendimiento sea adecuado. Es precisamente aquí donde entra en acción la nueva Linde X35, que la empresa tuvo la oportunidad de probar en el marco de un ensayo de campo antes del lanzamiento oficial al mercado. Manfred Rivoir, jefe de logística, describe el perfil de requisitos de Ensinger: “Aquí hacemos un uso realmente intensivo de nuestras carretillas: cuando llega un camión al centro de carga, se descargan las botellas vacías e inmediatamente después se vuelve a cargar el vehículo con botellas llenas, y este proceso debe ser ágil”.

“Así que las carretillas están equipadas con manipuladores de palets triples, y las horquillas transportan como máximo un peso total de hasta 2.400 kilogramos, según se trate de botellas de vidrio o de PET”. También suele haber mucha actividad junto a la cinta de botellas vacías, sobre todo durante los meses cálidos, cuando los clientes piden más agua mineral y bebidas. En este caso, las carretillas abastecen, entre otras cosas, dos estaciones de taponado, una para botellas de PET y otra para botellas de vidrio, para las que la empresa ha detectado un fuerte incremento de la demanda desde hace algunos años. Tanto en la nave de expedición como en la manipulación de botellas vacías se trabaja en un exigente régimen de dos turnos. En este contexto, ¿puede la nueva Linde X35 equipararse a sus colegas con motor de combustión, que en Ensinger funcionan con gas propulsor?

Robusta y eficiente

La respuesta es fácil: por supuesto que sí. “La carretilla es absolutamente genial”, sentencia el profesional de la logística Manfred Rivoir. “Se nota claramente el salto evolutivo: el equipo es supermaniobrable, supereficiente, superrápido y no pierde fuelle pese a nuestro intenso ritmo”. Sobre todo el enorme par de arranque, atribuible entre otras cosas al motor síncrono de reluctancia completamente nuevo, ha cosechado una entusiasta acogida entre los técnicos de logística de Ensinger. El operario Davide Maggio se muestra encantado: “Con la X35 tardo mucho menos en descargar y cargar los camiones. Pese a su gran potencia, es supersilenciosa y se mueve con suavidad”. La acreditada batería de alto rendimiento Li-ION de Linde suministra energía a los motores de la X35. Y funciona de manera tan eficiente que la carretilla completa dos turnos sin problemas. Basta con una breve parada por turno para recargar en las pausas.

Un empleado carga la batería de la carretilla eléctrica X35 de Linde
Una carretilla eléctrica X35 de Linde transporta cajas de bebidas en el almacén de Ensinger
Una carretilla eléctrica X35 de Linde transporta cajas de bebidas en el almacén de Ensinger
Un empleado carga la batería de la carretilla eléctrica X35 de Linde
Una carretilla eléctrica X35 de Linde transporta cajas de bebidas en el almacén de Ensinger
Una carretilla eléctrica X35 de Linde transporta cajas de bebidas en el almacén de Ensinger

“A decir verdad, la carretilla ha suscitado incluso un poco de rivalidad en nuestro equipo, porque simplemente todos querían conducirla al mismo tiempo”, revela el director de logística Manfred Rivoir. “Hemos utilizado la X35 tanto en la nave de expedición como en la manipulación de botellas vacías, y nadie quería devolverla”. Su gran aceptación se debe en buena medida a su extraordinario rendimiento y enorme par de arranque. Pero la nueva carretilla de Linde también convence en cuestiones de visibilidad y ergonomía. El operario Enes Sulic relata sus experiencias: “Desde fuera no parece tan espaciosa, pero cuando uno se sienta en la cabina, la sensación es realmente estupenda. Todo está a la vista, maniobra de maravilla y va como un cohete”. El director de logística Manfred Rivoir hace balance: “Yo mismo he conducido carretillas durante mucho tiempo, y creo que algo sé al respecto. Pero la potencia que despliega la X35 pese a su bajo consumo energético nos ha dejado realmente boquiabiertos”.

Una carretilla eléctrica X35 de Linde apila cajas de bebidas en el almacén de Ensinger

Ensinger Mineral-Heilquellen GmbH

Fundada en el año 1952, Ensinger Mineral-Heilquellen GmbH sigue en manos familiares y hoy en día lidera el mercado del agua mineral en Baden-Württemberg. La empresa familiar cuenta con aproximadamente 170 empleados y empleadas y envasa unos 120 millones de litros de bebidas prémium al año en sus instalaciones, situadas junto a la ciudad de Vaihingen/Enz, en el distrito de Ensingen. La empresa, cuyo proceso de producción es climáticamente neutro, ya ha recibido el premio medioambiental del estado federado de Baden-Württemberg por su profundo compromiso en el ámbito de la sostenibilidad, y además promueve selectivamente la agricultura ecológica en la región mediante su propio galardón medioambiental.