carretilla elevadora segunda mano
Carretillas reacondicionadas

5 cuestiones a tener en cuenta antes de su adquisición

Los vehículos de manutención son el corazón de nuestro almacén, por eso es esencial elegir minuciosamente, para que se adapte a nuestras necesidades.

Si te decantas por adquirir una carretilla de segunda mano o reacondicionada, es esencial tener en cuenta varios elementos para que el modelo elegido se adapte a nuestras necesidades.

Teniendo esto en cuenta, en este artículo os daremos los 5 consejos clave para escoger la carretilla perfecta, a la medida de vuestra empresa. Estos son:

1. Pensemos en qué trabajo va a realizar y en qué espacio

No es lo mismo descargar 5.000 kg de un camión que mover unos palés de fruta por el almacén, por eso es muy importante saber cuál es el trabajo que va a desempeñar nuestra carretilla. Además, debemos tener en cuenta la altura a la que colocará la mercancía y las dimensiones del espacio de trabajo en el que tendrá que maniobrar nuestra máquina. En este sentido, el asesoramiento de un técnico comercial podrá ser de mucha ayuda para orientarnos sobre la mejor solución.

Por otro lado, debemos tener en cuenta las características en las que trabajará nuestra carretilla, si es interior (como puede ser un almacén) es recomendable usar una carretilla eléctrica, ya que no genera polución en el ambiente. Si, por el contrario, si trabaja en exterior, podríamos optar por una carretilla eléctrica o una térmica, ya que los gases que expulse no presentarán un problema de seguridad para los operarios.

2. Cuántas horas diarias usaremos la carretilla

Esto es importante, porque la autonomía de la carretilla dependerá de su fuente de energía. Si esta es de motor térmico, su uso será ilimitado en base al repostaje que realicemos del combustible. Si hablamos de una carretilla eléctrica, será esencial saber las horas de uso que le vayamos a dar a la carretilla. Así podremos determinar la autonomía de la batería que necesitemos.

3. Qué modelo de carretilla se adaptará mejor a mis necesidades

Hay que tener en cuenta que cada tipo de carretilla elevadora será más adecuada para cada uno de los usos determinados que le queramos a dar. Una contrapesada puede ser muy útil para mover mercancías en interior y exterior, mientras que un apilador puede ser más adecuado para colocar cargas en diferentes estanterías con diferentes alturas. Como la oferta es tan amplia, es recomendable dejarse asesorar por un profesional de confianza experto a la hora de la compra de carretilla de segunda mano.

4. ¿Por qué una carretilla reacondicionada y no una nueva?

Los anteriores puntos son comunes a la hora de escoger una carretilla nueva o una de ocasión. Sin embargo, a la hora de decantarnos por un tipo de máquina u otra debemos pararnos a pensar en varios aspectos. Aunque en un artículo anterior exploramos en detalle las diferencias, una de las principales es la intensidad de la jornada laboral a la que la carretilla estará sometida. En el caso de que el uso de la carretilla vaya a ser esporádico, o no intensivo, una carretilla reacondicionada puede ofrecernos el mismo rendimiento que un vehículo nuevo, pero en condiciones económicas más ventajosas.

Si por circunstancias en uso intensivo solo requerimos una carretilla, pero su uso es tan importante que en caso de avería o revisión supondría la paralización por completo de la actividad de la empresa, la solución sería una carretilla de back-up o reten, que perfectamente podría ser un vehículo reacondicionado.

5. Verificar el proceso de reacondicionamiento y la garantía

Debemos comprobar que nuestra maquinaria reacondicionada ha pasado por un proceso de revisión que verifique que la carretilla está en perfecto estado para ser usada, es decir, que nos asegure su calidad y servicio.

Además, cuando adquirimos un producto de segunda mano, es esencial contar con una buena garantía. Así nos asegurarnos de que nuestra carretilla va a estar respaldada por un equipo de profesionales en todo momento. Un servicio que alargará la vida útil de nuestro vehículo de manutención.

6. Asegurarnos de la efectividad y rapidez del servicio post venta de la casa

Antes de decidirnos por la carretilla, debemos comprobar que contemos con un servicio post venta impecable, de alta eficacia y rapidez. Pues esta, aumentará la durabilidad y mejorará el mantenimiento de nuestra carretilla de segunda mano.

Por tanto, si seguimos estos cinco pasos, elegiremos la carretilla perfecta para las necesidades de nuestra logística. Aunque pueda ser un proceso minucioso, es necesario pararnos a pesar antes de adquirir un nuevo vehículo, pues las carretillas son el corazón de un almacén. De nuestra elección, dependerá la eficiencia de nuestro almacén.