Tecnología Pila de combustible o fuel cell
Energía fuel cell o pila de combustible

¿Qué es y cómo se aplica en logística?

La energía fuel cell parece estar ahora en boca de todos en el entorno industrial, poniendo en valor su potencial eficiente, sus horas de trabajo continuo y su rentabilidad en determinados sistemas. Sin embargo, no es una tecnología actual ni una propulsión inventada hace dos días.

Si te interesa conocer el origen, la definición científica de su concepto y funcionamiento, así como la aplicación en el entorno intralogístico, quédate a leer este post porque traemos toda la información que necesitas saber sobre la energía fuel cell.

Como decíamos, el origen de la energía fuel cell se remonta a principios del siglo XIX, que introducido como “Pila de Combustible” por Humphrey Davy supuso el inicio a una larga cadena de investigaciones que ayudaron a William Grove en 1838 al descubrir que la electricidad también podía generarse con la inversión de la electrolisis del agua utilizando, por un lado, oxígeno y por el otro hidrógeno.

Esto se tradujo rápidamente en la invención de la primera pila de combustible, celda de combustible o, como la estamos denominando ahora, fuel cell, que fue empleada por primera vez por General Electric en el proyecto Gemini de la NASA.

¿Qué es la energía fuel cell o pila de combustible?

Si lo que quieres es una definición exacta de esta energía, podríamos decir que es una fuente de conversión directa de energía electroquímica a energía eléctrica.

Así lo define Álvaro Ruiz, experto en energías renovables, mientras destaca que este tipo de energía consigue transformar la química de combustibles como el metanol o el hidrógeno en electricidad continua corriente.

El punto fuerte de esta energía es que su resultado es una energía limpia libre de combustiones, ya que los componentes de esta reacción no son otros que el calor y el agua.

Aplicación de la energía de la pila de combustible en carretillas elevadoras

Tal y como hemos descrito antes, si hay algo potente en esta energía es que ofrece al entorno industrial la posibilidad de hacer mover un objeto de una forma bastante eficiente, con bajas emisiones, mucho menos ruido y una eficiencia sustancialmente mayor. Pero ¿ocurre esto en los almacenes?

Precisamente aplicado a los equipos de manipulación y manutención de almacenaje, esta energía lleva algunos años considerándose de las más interesantes para resolver retos como la eficiencia, el ruido, los tiempos de uso, su repostaje y autonomía, el coste económico que supone o las emisiones de CO2.

En términos de eficiencia, tenemos que tener en cuenta que es de las soluciones más interesantes para carretillas elevadoras, pero todo debe mirarse en función de la aplicación.

Ventajas de la energía de pila de combustible en el entorno intralogístico

El referente en términos de energía fuel cell para las carretillas sigue viniendo de Estados Unidos, donde podemos encontrar un uso y fabricación más extendido, pero los fabricantes alemanes no han dejado de desarrollar soluciones con esta energía capaces de ofrecer claras ventajas con respecto a las carretillas homólogas con otro tipo de propulsión.

En concreto, vamos a resumir el potencial de la energía fuel cell aplicada a las carretillas elevadoras, en varias ventajas cruciales:

  • Presentan una envidiable autonomía

La autonomía es un elemento crucial a tener en cuenta a la hora de adquirir una carretilla elevadora, con lo cual, si la energía de pila de combustible tiene un impacto sobre este aspecto, es importante conocerlo.

Concretamente, la pila de combustible encuentra en el repostaje su mayor fortaleza, puesto que el proceso de llenado completo del depósito puede realizarse en unos 3 minutos.

Esto la convierte en un instrumento perfecto en picos de demanda o situaciones en el almacén que provocan timings muy ajustados, ya que la disponibilidad de la carretilla puede ser inmediata.

En esta misma línea, las carretillas con pila de combustible o energía fuel cell son perfectas en aplicaciones multiturno o en sectores como la alimentación, la industria química o la farmacéutica.

  • Su clara sostenibilidad económica y medioambiental las delata

No podemos olvidarnos del papel sostenible de la energía de pila de combustible. Un aspecto que, además, se puede entender desde la vertiente medioambiental y económica.

Las carretillas con energía fuel cell son claramente más eficientes y eso se traduce en una reducción de costes, por no hablar de los insignificantes mantenimientos.

Por otro lado, la pila de combustible o celda de combustible presenta importantes beneficios ecológicos, ya que se registra un importante ahorro de las emisiones de C02, sobre todo cuando se utiliza un hidrógeno procedente de energías renovables.

En definitiva, la energía fuel cell o pila de combustible es una alternativa sostenible, eficiente, autónoma y muy potente para la industria, habiendo jugado un papel esencial, además, en el entorno intralogístico donde es la aliada perfecta de las carretillas elevadoras.