Joysticks de Linde Load Control

Cada milímetro cuenta

Joysticks

Los joysticks son la prolongación del brazo del carretillero. Por consiguiente, su manejo debe ser sumamente intuitivo, cómodo y extremadamente sensible. Estas cualidades contribuyen no solo a la seguridad, sino también a la eficiencia. Las carretillas de Linde posibilitan un manejo altamente preciso, gracias a la perfecta coordinación entre el hardware y el software, así como a la interacción de varios componentes. El eslabón inicial de esta cadena es el joystick Linde original.

Ventajas de los joysticks originales Linde

Precisión

Los joysticks Linde trabajan con una señal eléctrica de salida precisa, lineal y definida, monitorizada por el sistema de control. Esto significa que la señal de salida correspondiente es la misma para el mismo ángulo de accionamiento, con independencia de la dirección de movimiento del joystick, esto es, elevar/bajar o inclinar el mástil hacia delante/atrás. La reacción del mástil es siempre proporcional al ángulo de accionamiento de joystick, lo cual posibilita un manejo intuitivo y una reacción del vehículo exactamente previsible, garantizando a su vez un trabajo seguro y altamente eficiente.

Comodidad y fiabilidad

Los joysticks Linde poseen un comportamiento de respuesta uniforme que abarca toda la gama de modelos de carretillas. Dado que el joystick no tiene una denominada “zona muerta”, el sistema hidráulico de trabajo reacciona siempre instantáneamente al desplazamiento del joystick, es decir, el movimiento del mástil es simultáneo al movimiento del joystick. Además, todos los joysticks poseen un ángulo de accionamiento máximo idéntico. Gracias a estas características, los conductores pueden confiar en un comportamiento siempre uniforme del joystick. No se requiere ningún tiempo de adaptación al conducir distintos modelos de carretilla, ni se producen daños a causa de reacciones imprevistas de la máquina.

Características de seguridad adicionales

Conector seguro

Los joysticks Linde incorporan un conector, que hace prácticamente imposible conectar incorrectamente los cables o invertir accidentalmente su polaridad.

Ejecución redundante

Linde diseña de forma redundante todos los componentes relacionados con la seguridad. También en los joysticks, la señal de salida se transmite a través de dos canales mediante la tensión de señal y la tensión de referencias, ambas monitorizadas por el sistema de control Linde. De este modo se asegura que la reacción del mástil solo se produzca en caso de movimiento real del joystick. Además, el sistema detecta y comunica desviaciones respecto de la linealidad de la señal. Para los conductores, esto se traduce en un grado máximo de seguridad y comodidad de manejo.

Alto grado de protección contra la humedad

La placa de conexiones y los puntos de soldadura del joystick Linde están sellados con un grado muy elevado de protección contra la humedad, conforme al estándar IP67.

Larga vida útil y rentabilidad

Es en lo que concierne a la vida útil y a la rentabilidad donde se ponen especialmente de manifiesto las ventajas de las piezas originales del fabricante: gracias a los materiales de alta calidad utilizados, los joysticks Linde están concebidos para soportar aproximadamente seis millones de accionamientos. Si bien las piezas de recambio originales del fabricante suelen ser más caras, su vida útil mucho más larga compensa con creces estos costes.