Nuevas Carretillas Linde E20 - E50: TOP for your job

Tan individuales como lo son las necesidades de los usuarios

Linde Material Handling presenta una nueva serie de carretillas eléctricas de vanguardia con un rango de capacidades de dos a cinco toneladas. Con nada menos que 19 diferentes variantes estándar en versión corta o larga, alta o baja, se puede encontrar el vehículo idóneo para las más diversas aplicaciones. Más de una docena de innovaciones técnicas están enfocadas a la reducción del consumo energético, a una alta productividad, seguridad y confort del operario. Las carretillas eléctricas con capacidades de 2 a 3,5 toneladas estarán disponibles a partir de mayo de 2011; las carretillas de 3,5 a 5 toneladas, desde otoño de 2011.

Alta o baja, larga o compacta

Con las nuevas Carretillas Linde E20 los clientes pueden elegir entre una gama sumamente amplia con un gran número de variantes, es decir, que sólo pagarán lo que realmente necesitan.

Las ocho diferentes capacidades de dos a cinco toneladas están disponibles tanto en versión alta, con una distancia al centro de gravedad de la carga de 600 mm, para una mejor visibilidad de la mercancía transportada, como en versión baja, con una distancia al centro de gravedad de la carga de 500 mm, para bajas alturas de paso, trabajo en contenedores o preparación de pedidos con frecuentes subidas y bajadas.

En las versiones altas y bajas, el cliente puede escoger nuevamente entre una construcción larga y una construcción compacta. Los modelos largos disponen de una batería más grande y proporcionan reservas de energía adicionales, a la vez que permiten el empleo de baterías estándar de una sala de baterías. En cambio, los modelos compactos son recomendables para zonas de trabajo confinadas o para aplicaciones menos severas.

Grandes prestaciones, tecnología innovadora

La clave de la máxima potencia instalada en esta categoría de carretillas es el extraordinario sistema de tracción delantera con dos motores. Ambos motores trifásicos propulsan el vehículo con 9 kW y 11,9 kW, permitiendo una rápida inversión de marcha y una aceleración hasta la velocidad máxima de 20 km/h en un tiempo récord.

Su innovadora servodirección activa en combinación con el eje combi sobreelevado confiere a esta carretilla de cuatro ruedas el mismo radio de giro y la misma maniobrabilidad que se conocen de las carretillas de tres ruedas. La carretilla gira de forma centrada sobre su propio eje delantero. Esto se consigue mediante un sensor de ángulo de giro, el cual, al estar las ruedas traseras inclinadas en un determinado ángulo, manda al motor interior con respecto a la curva la orden de propulsar la correspondiente rueda delantera en sentido contrario. Gracias a este control activo, la carretilla no es empujada por las ruedas traseras, sino que gira dentro del contorno del vehículo. Como resultado, se obtiene una gran agilidad y girabilidad, una elevada estabilidad en curvas, un reducido desgaste de las ruedas, menos daños por colisión con las estanterías, así como un importante ahorro en el consumo energético.

Seguridad y apoyo para el conductor

El equipo Linde encargado del proyecto,puso gran hincapié en las funciones de las carretillas destinadas a garantizar la seguridad y el apoyo del conductor. Así, ha sido optimizado, por ejemplo, el desacoplamiento del eje de tracción. Por primera vez, y mediante balancines elásticos dispuestos en la suspensión del eje de tracción, los impactos son amortiguados de la misma manera que en las motos o bicicletas con suspensión total. Los impactos procedentes de la calzada o del tablero portahorquillas son absorbidos eficazmente. Además, los nuevos modelos cuentan con un asiento con suspensión neumática y acolchado adicional, así como con una base de asiento más ancha, todo ello destinado a eliminar en lo posible las vibraciones humanas que actúan sobre el conductor.

Los cilindros de inclinación, montados en la parte superior del tejadillo protector, proporcionan al tablero portahorquillas una alta estabilidad y resistencia a la torsión. En consecuencia, los perfiles del mástil pueden ser más esbeltos, ofreciendo una mejor visibilidad tanto de la carga como de la calzada. Y para que también pueda reducirse el grosor de los perfiles de la columna A y ampliarse así el campo de visión del conductor hacia la izquierda y derecha, las fuerzas que actúan sobre el mástil son desviadas por medio de un soporte especial para los cilindros de inclinación de esta nueva serie de carretillas eléctricas.

El sistema Linde Load Control se ha convertido en el punto de referencia para toda la industria de los equipos de manutención. Desde su introducción en el año 1998, la palanca central que controla las funciones del mástil ha sido copiada muchas veces en lo que se refiere a su aspecto externo, pero sin alcanzar nunca su funcionalidad. Porque únicamente la perfecta sintonía entre los componentes electrónicos e hidráulicos permite controlar, con precisión milimétrica y sólo con las puntas de los dedos, las horquillas, el desplazador lateral y los implementos. También ha sido perfeccionado el apoyabrazos, en el cual se encuentra integrado el Linde Load Control. El ajuste horizontal y vertical del apoyabrazos puede realizarse ahora simultáneamente a través de un punto de regulación situado en la parte delantera donde, además, se encuentra alojado un compartimento espacioso para guardar objetos personales, como, por ejemplo, teléfono móvil, guantes o cartera. Alternativamente, también puede incorporarse a este compartimento el hardware del sistema LFM de gestión de datos, que controla el acceso a la carretilla y va recogiendo los datos de funcionamiento de la misma para someterlos a análisis y así poder optimizar el empleo del vehículo.

A fin de medir de forma exacta y continuada el estado de la batería y evitar una descarga profunda que dañaría la batería, Linde MH ha desarrollado un método de medición que combina la medición de la tensión y la corriente de la batería. Esta indicación exacta del nivel de descarga de la batería ha sido perfeccionada para convertirse en una indicación del tiempo restante que aparece en el display y le informa al conductor, con precisión de minutos, cuánto tiempo puede seguir conduciendo hasta tener que cambiar o recargar la batería.

Para el proceso de carga de la batería en las carretillas con cabina completamente cerrada, la nueva serie ofrece, como opción, un ventilador eléctrico que aspira los gases generados durante el proceso de carga y los expulsa de forma controlada por el contrapeso. De esta manera, ya no es necesario que las puertas y la tapa de la batería estén abiertas durante el proceso de carga. El conductor sólo tiene que abrir la cubierta trasera y conectar el cable del cargador incorporado de alta frecuencia a una toma de corriente de alta intensidad o a un cargador externo.

Un alto grado de seguridad y una excelente adherencia al suelo, incluso en condiciones climáticas adversas, quedan garantizadas por el primer control de tracción de serie para carretillas elevadoras. Éste distribuye la fuerza del motor eléctrico entre ambos motores de las ruedas, asegurando así una óptima fuerza de tracción, incluso si una de las ruedas empezara a patinar. Esta estabilidad en rampas y pendientes se debe al freno automático de estacionamiento que se activa de forma segura y rápida, cuando el conductor se baja de la carretilla. Para volver a arrancar, basta con pisar el pedal del acelerador, y la carretilla se pondrá en marcha suavemente y sin retroceso. En caso de un error de manejo o una avería durante la conducción, el vehículo frena de forma controlada, sin riesgo de que la carga transportada se caiga debido a un frenado demasiado brusco. Para mayor seguridad están el Linde Driver Assistant, que reduce automáticamente la velocidad en curvas, y la robusta tecnología LED, que proporciona una intensa luminosidad a la vez de un ahorro en el consumo. Esta tecnología se emplea en todo el alumbrado de la nueva serie de carretillas, hasta en los faros de trabajo adicionales, ofreciendo una duración de vida de hasta 20.000 horas de funcionamiento. La seguridad del sistema electrónico queda garantizada gracias a los procesadores redundantes de la unidad de control. Todas las señales relevantes en términos de seguridad, como, por ejemplo, para traslación y elevación, se mandan por duplicado, con lo que los procesadores se controlan mutuamente. Si las señales eléctricas difieren entre sí, la función correspondiente es anulada de forma controlada.

Ahorro de los recursos

Uno de los factores decisivos para obtener un consumo energético óptimo, es la elección de la carretilla idónea para la aplicación deseada. Esto es porque, cuando se trata de hacer frente a las operaciones de inversión de marcha, con frecuentes aceleraciones y desaceleraciones, cuenta cada kilogramo del peso total de la carretilla. Cuanto más ligero sea el vehículo, mayor será el ahorro de los recursos.

Aparte de la elección del modelo de carretilla adecuado, todo el sistema está enfocado al uso prudente de la energía. Esto significa, por ejemplo, que los módulos de potencia de la unidad de control de la carretilla ya no se encuentran en el contrapeso, como en las carretillas convencionales, sino que están alojados en el compacto eje motriz, juntamente con los motores de traslación y elevación. Las barras colectoras sustituyen metros y metros de mazos de cables. Las cortas líneas de alimentación no sólo evitan las pérdidas de energía, sino que también consiguen una excelente compatibilidad electromagnética. Además, el sistema electrónico de los módulos de potencia está equipado con la última generación de chips para reducir las pérdidas a un mínimo. A esto se añaden la regulación del motor perfectamente sintonizada, así como la alta dinámica de conducción. Para devolver energía al motor de elevación o a la batería, la carretilla hace uso del concepto de recuperación de energía, por ejemplo, para aprovechar la energía generada durante el frenado para las operaciones de elevación.

Otra ventaja del eje motriz compacto con módulos de potencia integrados es el mayor espacio que se obtiene en la parte trasera de la carretilla. Aquí, se encuentra alojado ahora el cargador incorporado de alta frecuencia, disponible opcionalmente. Éste permite, por un lado, cargar la batería en cualquier lugar, y, por otro lado, es un medio eficaz para evitar los frecuentes daños por colisión producidos en los conectores y la carretilla, cuando la carga se realiza a través de cargadores externos. La carga automática, controlada por temperatura, así como las cargas automáticas de mantenimiento y compensación, proporcionan, además, una ejemplar conservación de la batería y ayudan a prolongar la vida útil de estos componentes de alto coste. Los clientes que optan por cambiar la batería, pueden hacerlo de las más diversas maneras: en vertical mediante una grúa aérea o en horizontal con ayuda de otra carretilla, una transpaleta, un travesaño de horquilla o con el sistema de extensión hidráulica de la batería.

Aparte de la configuración estándar, el modo «Efficiency», las nuevas carretillas disponen de otros dos modos de funcionamiento, que pueden activarse según necesidad. Con el modo «Economy», aún más economizador, se puede reducir el consumo energético a costa de la potencia, cuando ésta no se necesita en su totalidad. En cambio, con el modo «Performance» puede obtenerse un máximo rendimiento de transbordo. El propietario puede estar seguro de que, incluso en el modo «Efficiency», sus carretillas constituyen el benchmark en términos de productividad entre todas las carretillas de esta categoría de capacidad de carga.

Asimismo, los largos intervalos de mantenimiento contribuyen a ahorrar recursos y a reducir los gastos de funcionamiento. Así, los intervalos de mantenimiento son de 1.000 horas, los cambios de aceite hidráulico se deben realizar sólo cada 6.000 horas, y los motores trifásicos encapsulados no requieren mantenimiento alguno. Además, para el control diario de la batería, el asiento con tapa de batería puede abatirse fácilmente hacia atrás. Y para que, en caso de necesidad, todo vaya lo más rápido posible, los registros de mantenimiento ofrecen un acceso cómodo a todos los componentes esenciales.
  Copyright © 2005 Linde Material Handling Aviso legal Mapa del sitio