Llavero con logotipo “Approved Trucks” de Linde

La alternativa inteligente

Carretillas reacondicionadas

Los requisitos que deben cumplir los vehículos de manutención son tan individuales como las empresas que los utilizan. Sobre todo las empresas emergentes, las que se encuentran en fase de crecimiento o las que utilizan sus vehículos de manutención de forma variable buscan soluciones que satisfagan sus requisitos específicos de manera tan fiable como rentable.

En estos casos, las carretillas reacondicionadas de Linde constituyen una alternativa de alta calidad a la vez que económica. También para empresas con grandes flotas de carretillas, son un complemento idóneo cuando se trata de ofrecer una combinación de equipos nuevos y carretillas reacondicionadas adaptada a distintas necesidades.

Historial de servicio exhaustivo y reacondicionamiento estandarizado

Los vehículos de manutención del programa "Approved Trucks” son, por regla general, carretillas seleccionadas de las flotas de alquiler a corto y largo plazo de Linde. Estas carretillas fueron mantenidas regularmente por técnicos de Linde durante su primera utilización. Valiéndose del minucioso historial de la carretilla elevadora y de servicio y de una inspección exhaustiva tras la devolución de las carretillas, Linde selecciona exclusivamente los mejores vehículos para el programa “Approved Trucks”.

A continuación, estos equipos son reacondicionados conforme a uno de los tres estándares de reacondicionamiento PLUS, SUPER o ULTRA y distinguidos con el sello de calidad “Approved by Linde”. Este sello de calidad es un estándar internacional: garantiza que las carretillas reacondicionadas ofrecidas por Linde satisfagan en todos los casos unos requisitos de rendimiento máximos e idénticos. De este modo se asegura que los clientes de Linde en toda Europa puedan confiar siempre en una calidad constante de los productos.

Reacondicionamiento exhaustivo con sello de calidad

El reacondicionamiento de los vehículos usados se lleva a cabo en Linde, aplicando un proceso estandarizado a nivel europeo. En centros de reacondicionamiento regionales especializados o en centros de servicio Linde locales seleccionados, técnicos de Linde especialmente formados llevan a cabo el meticuloso proceso de reacondicionamiento. Si es preciso sustituir una pieza, el técnico monta exclusivamente recambios Linde originales y de larga vida útil. Una carretilla debe superar con éxito todo el proceso para ostentar el sello de calidad “Approved Trucks”. El proceso consta concretamente de los siguientes pasos:

Limpieza de una carretilla usada Linde

Para el reacondicionamiento se limpian a fondo todas las carretillas

1. Historial transparente de la carretilla:
Por regla general, las carretillas reacondicionadas son modelos seleccionados procedentes de las flotas de alquiler a corto y largo plazo propias de Linde, que han sido mantenidos regularmente por técnicos de servicio de Linde durante su periodo de utilización. De este modo se garantiza un historial de servicio y de la carretilla transparente y exhaustivo.

2. Limpieza:
Cada carretilla se limpia con alta presión antes de la inspección, a fin de eliminar residuos tales como aceite, grasa y suciedad. Ahora la carretilla está lista para un examen minucioso.

3. Inspección:
Técnicos experimentados examinan a conciencia cada componente. Mediante una exhaustiva comprobación visual, de medición y de funcionamiento, identifican posibles puntos débiles en la carretilla o en componentes concretos, los cuales requieren un examen más exhaustivo.

Técnico con ordenador portátil durante la inspección de una carretilla para el reacondicionamiento

Durante la inspección se comprueban todos los datos del vehículo

4. Comprobación del motor e inspección de gases de escape:
Utilizando los más avanzados equipos de diagnóstico, Linde examina meticulosamente la unidad de accionamiento. De este modo resulta posible garantizar –sobre todo en el caso de las carretillas elevadoras diésel– la plena potencia del motor, la seguridad de funcionamiento y el cumplimiento de las normas vigentes sobre gases de escape.

5. Batería y cargador:
La batería constituye, junto con el motor, el elemento central de los vehículos de manutención. De ahí que las carretillas eléctricas sean sometidas a una exhaustiva comprobación del cargador y de las baterías, para garantizar que ofrezcan las prestaciones requeridas. De no ser así, los técnicos sustituyen por completo los elementos de la batería.

6. Reacondicionamiento y reparación:
A continuación, el responsable del taller de carretillas usadas decide si el vehículo en cuestión es apto para el programa “Approved Trucks”. En caso afirmativo, se inspeccionan minuciosamente todos los componentes mecánicos y eléctricos, en especial todas las piezas relevantes para la seguridad, y si fuera preciso se sustituyen por piezas de recambio originales de Linde.

Reacondicionamiento de un mástil para una carretilla usada

Se reacondicionan las carretillas hasta el más mínimo detalle

7. Pintura:
Una apariencia exterior impecable completa el reacondicionamiento y asegura un trato cuidadoso por parte de los usuarios. De ahí que, si fuera necesario, se renueva por completo la pintura de las carretillas y se aplican nuevos adhesivos Linde originales. Se reparan profesionalmente las pequeñas huellas de uso y se repintan en el color original.

8. Inspección final:
Por último, tiene lugar una exhaustiva inspección y recepción final. Linde adjunta a cada vehículo de manutención el certificado final firmado y un certificado de seguridad. Tan solo los vehículos que han superado con éxito el proceso de inspección y reacondicionamiento reciben al final el sello de calidad “Aprobado por Linde”. Esto las diferencia visiblemente de las carretillas usadas que no han sido sometidas al proceso.

Estándares de reacondicionamiento adaptados a todas las necesidades

Linde le ofrece carretillas usadas en tres niveles de reacondicionamiento Linde PLUS, SUPER y ULTRA. Estos se diferencian, entre otros aspectos, por el grado de reacondicionamiento y por la duración de la garantía. Esto permite al cliente escoger la carretilla elevadora adecuada a su operativa individual y requerimientos.

Por ejemplo, las carretillas elevadoras Linde PLUS están especialmente indicadas para aplicaciones con un grado de utilización bajo. Por regla general, la categoría Linde SUPER es adecuada para grados de utilización medios. La categoría Linde ULTRA es la más apropiada para aplicaciones exigentes con un grado de utilización intenso. No obstante, el estándar de reacondicionamiento óptimo para sus necesidades depende de numerosos factores. Así pues, su distribuidor Linde le asesorará con detalle y le ayudará a escoger la opción más acertada. La siguiente visión de conjunto recoge los detalles y las diferencias entre Linde PLUS, SUPER y ULTRA.

Linde PLUS

En perfecto estado de funcionamiento, cumple con las recomendaciones del fabricante.

  • Comprobación de emisiones y perfecto funcionamiento del motor térmico.
  • Control y reparación del cargador de la batería.
  • Batería en estado de funcionamiento.
  • Ruedas funcionales y por encima del nivel mínimo de desgaste.
  • Motores eléctricos comprobados.
  • Eje de transmisión comprobado.
  • Estado aceptable de la pintura.
  • Funcionamiento del horómetro comprobado.
  • Manual del operario y manual de repuestos incluidos.
  • Control de calidad según las normas mundiales de Linde MH.
  • Declaración de conformidad CE.
  • Asiento del operario y cinturón revisados.

Garantía: 3 meses o 300 horas de horómetro (lo que ocurra primero).

Linde SUPER

Incluye el pack Linde PLUS, con las siguientes ventajas adicionales:

  • Batería a más del 70% de su vida útil.
  • Asiento del operario reparado o renovado, incluido el cinturón de seguridad.
  • Ruedas en estado funcional y por encima del 60% del nivel mínimo de desgaste.
  • Repintado con los colores originales del fabricante.
  • Transmisión comprobada conforme a las recomendaciones del fabricante.
  • Horquillas y cadenas de elevación con más del 60% del nivel mínimo de desgaste.
  • Mástil y sistema hidráulico comprobados de acuerdo con las especificaciones del fabricante.
  • Funcionamiento del horómetro comprobado.
  • Manual del operario y manual de repuestos incluidos.
  • Control de calidad según normas mundiales de Linde MH.
  • Declaración de conformidad CE.

Garantía Mínima: 12 meses o 650 horas de horómetro (lo que ocurra primero).

Linde ULTRA

Como el programa SUPER, pero con las siguientes ventajas adicionales:

  • Cargador reacondicionado o nuevo.
  • Batería con más del 80% de su capacidad o nueva.
  • Ruedas nuevas o con más del 90% de nivel mínimo de desgaste.
  • Horquillas nuevas o con más del 90% del nivel mínimo de desgaste.
  • Cadenas de elevación nuevas o con más del 90% del nivel mínimo de desgaste.
  • Rodillos ajustados o nuevos en el mástil.
  • Salpicadero reacondicionado o nuevo.
  • Asiento del operario y cinturón de seguridad reacondicionado o nuevo.
  • Motores eléctricos reacondicionados y puestos a punto.
  • Pintura completa y similar a la de un producto nuevo.
  • Sistema hidráulico comprobado y conforme a las especificaciones del fabricante.
  • Transmisión comprobada conforme a las recomendaciones del fabricante.
  • Eje de dirección completamente reacondicionado o nuevo.
  • Declaración de conformidad CE.

Garantía Mínima: 12 meses o 900 horas de horómetro (lo que ocurra primero).


Paquete integral fiable

Resumen de las ventajas del programa “Approved Trucks”:

Para ciertas empresas, las carretillas reacondicionadas no son solo una alternativa, sino la primera opción. Las carretillas reacondicionadas brindan ventajas relevantes dependiendo de los requisitos concretos para la respectiva fase empresarial o de la composición de la flota existente. Entre dichas ventajas se cuentan:

Calidad:

  • Reacondicionamiento exhaustivo y estandarizado a escala europea de las carretillas aprobadas, incluida la sustitución de piezas empleando exclusivamente piezas de recambio nuevas originales de Linde.
  • La gama completa de productos Linde en calidad “Approved Trucks”: desde la transpaleta manual hasta la carretilla elevadora de altas prestaciones.
  • Certificación conforme a los requisitos legales y las directivas UE más recientes.

Selección:

  • Tres estándares adaptados a los más diversos requisitos individuales de los clientes por lo que respecta a rentabilidad y condiciones de utilización: PLUS, SUPER y ULTRA.
  • Disponibilidad local cubriendo un extenso territorio.
  • Amplia selección de accesorios.

Servicio:

  • Los más diversos paquetes de financiación y servicio, por ejemplo, alquiler a largo plazo con contrato de servicio integral.
  • Servicio rápido y completo, directamente en las instalaciones del cliente.
  • Cursos de formación para conductores o examen de obtención del permiso de conducción.
  • Posibilidad de realizar pruebas de conducción en cualquier momento.

La amplia selección de carretillas aprobadas dentro de la red de Linde permite a los distribuidores locales encontrar siempre la carretilla adecuada para cada cliente, a la medida de la aplicación concreta y al presupuesto disponible.