Control electrónico para carretilla Linde

Precisión en movimiento

Control electrónico

El controlador de vehículos electrónico posibilita un control sumamente preciso de los vehículos de manutención. Controla todos los movimientos tanto de la carretilla como del sistema hidráulico de trabajo, y monitoriza las señales electrónicas para prevenir fallos de funcionamiento. La calidad original de Linde garantiza la seguridad y la eficiencia necesarias del control electrónico.

Ventajas del control electrónico original Linde

Funcionamiento seguro gracias a la ejecución redundante

El control electrónico original de Linde está ejecutado de forma redundante, es decir, transmite por duplicado todas las señales electrónicas. Al mismo tiempo, monitoriza permanentemente las señales procesadas para prevenir fallos de funcionamiento.

Interacción eficiente de los componentes

La exactitud y la sensibilidad del control de un vehículo de manutención vienen determinadas por la interacción entre los componentes mecánicos y los electrónicos. Los controles electrónicos de Linde garantizan que los componentes utilizados estén perfectamente coordinados entre sí. De este modo, los conductores pueden confiar en todo momento en el control preciso y sensible de la carretilla, así como del sistema hidráulico de trabajo. Además, la coordinación exacta entre el control y el sistema de propulsión permite a Linde aprovechar eficazmente la potencia del motor y el par máximo para trabajar con el menor régimen de revoluciones posible. Como consecuencia, las carretillas Linde ofrecen mayores prestaciones de marcha y un menor consumo de combustible. Así pues, el control electrónico otorga a las carretillas Linde no solo un grado de seguridad muy elevado, sino también una rentabilidad excepcional.

Protección funcional gracias al diseño robusto

El control electrónico es un componente importante y sensible, de ahí que los controladores Linde incorporen toda una serie de características de seguridad. Están perfectamente protegidas por una resistente carcasa. La placa base y la cubierta están realizadas en fundición de aluminio inyectado extremadamente robusta, ligera y resistente a la corrosión. Una función de refrigeración evita el sobrecalentamiento del control. Los conectores y el sellado de la carcasa utilizados proporcionan una protección eficaz contra la humedad y garantizan el perfecto funcionamiento de los componentes electrónicos con independencia de las condiciones meteorológicas. Una membrana de Gore-Tex posibilita la compensación automática de la presión.

Gracias a los controles electrónicos de Linde, los vehículos de manutención conservan sus acreditadas propiedades de marcha y seguridad. Garantizan así un funcionamiento perfecto en todas las condiciones meteorológicas y permiten a los conductores trabajar con eficiencia.