Técnico de servicio de Linde junto al vehículo

Todo lo necesario para una flota eficiente

Reparación y mantenimiento

A fin de apoyar de forma eficiente los procesos productivos, los vehículos de manutención deben estar, ante todo, permanentemente disponibles. Linde Material Handling presta apoyo a este respecto con servicios integrales de mantenimiento y reparación. Nuestros técnicos de servicio altamente cualificados se ocupan del cumplimiento de los intervalos de servicio y llevan a cabo de forma rápida y fiable el mantenimiento y la reparación de más de 300 tipos de vehículos.

De este modo, además de contar con una disponibilidad óptima de los vehículos y la flota, las empresas pueden estar tranquilas también por lo que respecta a la seguridad laboral. Al mismo tiempo, gracias al mantenimiento regular se reducen los costes operativos y aumenta el valor de reventa de los vehículos de manutención. Dependiendo de los requisitos específicos del cliente, Linde ofrece paquetes de servicio a medida, desde la reparación urgente hasta el contrato de servicio completo.

La densa red de servicio, con unos 8.500 técnicos de servicio repartidos por todo el mundo, garantiza la proximidad al cliente. Linde le presta asistencia las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana (contratando esta modalidad). De esta manera, sus carretillas y vehículos de interior se mantienen eficientes y seguros, y el funcionamiento operativo resulta rentable y sostenible.

Rendimiento

El rendimiento y la disponibilidad de los vehículos de manutención son factores determinantes para su productividad. Linde asegura un rendimiento máximo mediante el mantenimiento preventivo, las reparaciones rápidas in situ y, si fuera preciso, también proporcionando vehículos de sustitución.

Seguridad

La seguridad de las personas y de las máquinas reviste la máxima prioridad. El servicio del fabricante permite a las empresas reducir los riesgos operativos y legales. Los técnicos de servicio de Linde conocen no solo las directrices de mantenimiento, sino también las normativas legales aplicables, y proporcionan una documentación exhaustiva del servicio.

Costes operativos

La planificación precisa de todas las medidas de servicio por parte del servicio interno de Linde y el cumplimiento de los intervalos de servicio ahorran tiempo y dinero. Además, los técnicos de servicio de Linde identifican los primeros indicios de daños y adoptan las medidas preventivas oportunas. Esto permite reducir los daños consecuenciales y evitar reparaciones innecesarias. A su vez, se preserva la garantía y se incrementa el valor de reventa.

Sostenibilidad

La sostenibilidad también es un factor importante en el servicio de Linde. Gracias al control eficiente del servicio y a los intervalos de servicio maximizados, se reduce el consumo de recursos. Esto beneficia por igual a las personas, al medio ambiente y a las empresas.

Servicio de reparación

Asistencia rápida en caso de daños, desgaste o necesidad de conversión

Ya sea debido al funcionamiento en varios turnos o a las condiciones de trabajo duras, los vehículos de manutención están sometidos a un elevado nivel de exigencia. Las influencias ambientales extremas, como las que se dan en talleres de fundición, almacenes frigoríficos, la industria pesquera o en sectores con intensa exposición al polvo, pueden acelerar el desgaste. En caso de que un uso especialmente intensivo o una distracción del conductor ocasionen daños en los vehículos, Linde Material Handling presta asistencia rápida y fiable, aunque no exista un contrato de mantenimiento. Basta una llamada a la línea de asistencia permanente para que un técnico se ponga en camino llevando consigo las piezas de recambio originales requeridas. La extensa red de servicio de Linde garantiza unos tiempos de reacción cortos y una accesibilidad constante.

Conversión y adaptación para requisitos especiales

Los retos planteados por el día a día de la logística no se limitan al desgaste y las reparaciones. También pueden variar las condiciones de funcionamiento de los vehículos de manutención debido, por ejemplo, a nuevos procesos logísticos, cambios de la infraestructura en las instalaciones de la empresa o endurecimiento de los requisitos de seguridad y confort. En tales casos, a menudo basta con una pequeña conversión o una sencilla adaptación por parte de Linde. A fin de garantizar la continuidad de los procesos incluso en caso de conversiones importantes, Linde ofrece carretillas de sustitución procedentes de la mayor flota de alquiler de Europa.

Mantenimientos regulares

Preventivo para minimizar los tiempos de inactividad y los costes de reparación

En el caso ideal, no deberían llegar a ser necesarias las reparaciones de vehículos de manutención. Al fin y al cabo, exceptuando los daños debidos a accidentes, la mayoría de las reparaciones de vehículos de interior o carretillas son consecuencia del uso continuado, esto es, del desgaste completamente normal. Es posible evitar especialmente grandes reparaciones si se detecta el desgaste precozmente, se minimiza y se previene.

Intervalos de mantenimiento adaptados

Detectar daños y fugas, comprobar el sistema de frenos y el sistema de dirección, sustituir el aceite hidráulico: en el marco de los respectivos contratos de mantenimiento, los técnicos de servicio de Linde pueden identificar precozmente el desgaste y adoptar las medidas oportunas. Los intervalos de mantenimiento son especificados por el fabricante y se adaptan al vehículo concreto en caso de incremento de la carga de trabajo. El servicio de Linde coordina los plazos de ejecución del mantenimiento con las comprobaciones de seguridad regulares, tales como las inspecciones de emisiones de escape. Esto permite a las empresas cumplir también los requisitos legales al mismo tiempo y en un solo paso.

Comprobación exhaustiva gracias al diagnóstico más avanzado

Una sofisticada tecnología de análisis, análoga a la utilizada en la industria automovilística, permite analizar de forma rápida y fiable también los vehículos de manutención. Además del mantenimiento regular, el técnico de servicio de Linde puede proponer también medidas preventivas a fin de evitar costes derivados de tiempos de inactividad imprevistos y reparaciones urgentes.

El mantenimiento regular garantiza que todas las carretillas permanezcan operativas a largo plazo, y reduce los tiempos de inactividad y los costes de reparación.

Servicio completo

Exhaustivo y sin burocracia: minimice el riesgo de paro mediante contratos de mantenimiento

Todo aquel que desee reducir al mínimo el esfuerzo dedicado al mantenimiento y la reparación y, al mismo tiempo, maximizar la disponibilidad de sus vehículos, acertará de pleno al optar por un contrato de servicio completo. Esto le permite dejar todas las tareas necesarias, desde la planificación y la coordinación hasta la documentación exhaustiva, pasando por la implementación profesional, en las manos expertas de los empleados de servicio y los técnicos de servicio altamente cualificados de Linde. Con independencia de si se trata de sesiones de mantenimiento, reparaciones, aprovisionamiento de piezas de recambio o comprobaciones de seguridad, el contrato de servicio completo cubre todas las medidas de mantenimiento necesarias.

Soluciones a la medida de los clientes

En función de sus necesidades, las empresas pueden escoger la más adecuada de entre las numerosas variantes de contrato. Además, existen múltiples opciones para personalizar el contrato de servicio completo a la medida de los deseos específicos del cliente, tales como tiempos de reacción y reparación definidos, asignación permanente de técnicos de servicio para la atención de la flota in situ o el manejo de todo el sistema de gestión de baterías. Los contratos de servicio completo resultan rentables con independencia del número de vehículos de manutención utilizados. No en vano, garantizar un funcionamiento fluido y minimizar el esfuerzo dedicado al mantenimiento y la reparación son factores cruciales para la rentabilidad de toda empresa.

Planificación óptima del servicio

El mantenimiento permanente permite reducir sensiblemente costosas reparaciones. Si pese a ello fuera preciso realizarlas, Linde las planifica con antelación de forma óptima en el proceso de producción y agrupa racionalmente las tareas de servicio, para reducir al mínimo los tiempos de inactividad. Esto permite coordinar también los trabajos de mantenimiento regulares para hacerlos coincidir con las comprobaciones legalmente prescritas, por ejemplo la inspección FEM 4.004 obligatoria en toda Europa. A su vez, esto acorta aún más los tiempos de inactividad y ahorra costes.

Sinopsis de las ventajas del mantenimiento por parte del fabricante

  • Máxima disponibilidad y rendimiento de los vehículos
  • Detección precoz de daños incipientes
  • Minimización sistemática de riesgos de seguridad
  • Prevención segura de reparaciones innecesarias y daños derivados
  • Costes de mantenimiento y servicio planificables y transparentes
  • Cumplimiento seguro de las condiciones de garantía
  • Conformidad garantizada con las normativas legales
  • Documentación de servicio fiable
  • Aumento sustancial del valor de reventa de los vehículos

Comprobación antes de empezar a trabajar

A fin de garantizar un funcionamiento sin contratiempos, también cada carretillero de una empresa puede aportar una contribución tan sencilla como importante. No en vano, si los conductores comprueban sus vehículos de manutención antes de empezar a trabajar, no solo mejoran la seguridad, sino que ayudan a mantener la operatividad óptima de los vehículos. Aquí encontrará una vista general de todas las comprobaciones necesarias para carretillas eléctricas y carretillas térmicas.

Estructura y tren de rodaje del vehículo

  1. Comprobar la sujeción firmede la columna de dirección
  2. Comprobar el estado del asiento del conductor y del cinturón de seguridad: seguridad, desgaste excesivo, daños
  3. Comprobar neumáticos y llantas: perfil, daños externos, presión del aire
  4. Comprobar la propulsión y la dirección: sensibilidad del control, ejecución inmediata de las órdenes de marcha
  5. Probar el sistema de frenos y el freno de estacionamiento
  6. Comprobar el nivel de llenado del sistema limpiacristales

Motor/batería y cargadores

  1. Diésel: comprobar el nivel de carburante, no sobrellenar
  2. Gas propulsor: comprobar el nivel de llenado. Comprobar el asiento correcto de la consola del depósito de gas propulsor
  3. Gas propulsor: realizar una comprobación visual y de olores
  4. Comprobar el nivel de aceite del motor, precaución en caso de temperaturas elevadas
  5. Comprobar el nivel de líquido refrigerante, nunca a temperaturas elevadas
  6. Comprobar que la carretilla no presente fugas
  7. Batería y cargadores

    1. Comprobar el estado de carga de la batería
    2. Comprobar el nivel de electrolito, y reponer agua destilada si fuera preciso
    3. Comprobar si los bornes de la batería están apretados, limpios y engrasados
    4. Comprobar las conexiones de la batería y del cargador

Sistema hidráulico y fluidos

  1. Comprobar el nivel de aceite del sistema hidráulico
  2. Comprobar la estanqueidad de la carretilla (inspección visual), p. ej. propulsión, dirección, función de elevación

Componentes eléctricos

  1. Comprobar la instalación eléctrica, p. ej. alumbrados, intermitentes, dispositivos de advertencia, limpiaparabrisas
  2. Vehículos de manutención con LSP y accesorios: asegurarse de que esté seleccionado en el LSP el accesorio adecuado

Sistema de soporte de carga

  1. Comprobar los brazos de horquilla y los dispositivos de protección de los brazos: correctamente montados y sin daños
  2. Comprobar el correcto funcionamiento de los accesorios. Observar el manual de usuario del fabricante.

La comprobación electrónica antes de iniciar el turno

Si sus conductores están provistos de un smartphone, mediante la aplicación de comprobación previa de Linde Material Handling puede facilitarles la realización de las comprobaciones de seguridad diarias. La aplicación permite a sus conductores comprobar muy fácilmente la operatividad de la carretilla por medio de smartphones o tabletas. En lugar de utilizar un formulario en papel, el empleado de logística contesta en la pantalla táctil las preguntas sobre el estado del vehículo.Solamente cuando se ha llevado a cabo la comprobación de forma completa, se pueden poner en marcha los vehículos. Se trata de una medida tan sencilla como eficaz para aumentar la seguridad y el rendimiento.

Más información y la aplicación aquí