Carretilla térmica Linde en acción

Persona y tecnología en armonía

Ergonomía

La ergonomía como principio rector

El diseño ergonómico de carretillas elevadoras y vehículos de interior posee una larga tradición en Linde Material Handling. Sus bases se sentaron hace más de 50 años con el desarrollo del accionamiento hidrostático. Esta tecnología posibilita un control preciso y facilita el trabajo del conductor. Desde entonces, atendiendo a las necesidades de los operarios, se han sucedido numerosas innovaciones que reducen el esfuerzo de los conductores y aumentan el confort y la seguridad. El principio rector de la ergonomía preside el desarrollo en Linde también más allá de los vehículos. Ya se trate de dispositivos de seguridad, software para la gestión de flotas o conceptos de servicio, todos están orientados a la perfecta interacción entre la persona y la tecnología.

Protección eficaz de conductores y operarios

Accionamiento hidrostático de Linde

El accionamiento hidrostático de Linde elimina las sacudidas durante la manipulación

En el día a día laboral, los conductores y operarios de carretillas elevadoras y vehículos de interior están sometidos a las más diversas vibraciones mecánicas. El término técnico es vibraciones humanas: vibraciones, impactos o sacudidas que se producen durante el trabajo. Aunque las vibraciones individuales apenas resulten perceptibles, en conjunto suponen un estrés considerable para los empleados. De ahí que Linde Material Handling lleve más de 20 años trabajando intensamente en la investigación y el desarrollo de tecnologías para proteger eficazmente a los operarios contra estas influencias. Y este esfuerzo ha dado frutos: los productos de Linde no solo se sitúan por debajo de los valores límite legalmente establecidos. También en comparación con la competencia, los vehículos de Linde acreditan regularmente los mejores resultados en ensayos independientes.

Puesto de conducción de una carretilla Linde

Sumamente ergonómico: el puesto de conducción de una carretilla Linde

Además del accionamiento hidrostático, que garantiza entre otras ventajas unos procesos de aceleración y frenado especialmente suaves, el conductor está protegido sobre todo por el aislamiento sistemático de los diferentes grupos constructivos. El diseño ergonómico del puesto de conducción constituye, así pues, la clave para trabajar de manera segura, confortable y eficiente. Al reducirse el estrés al que se ve sometido el conductor, se reduce el riesgo de accidentes, disminuyen las ausencias por enfermedad y se incrementa el rendimiento.

Control preciso y sensible

Gracias al control por doble pedal patentado, las carretillas Linde posibilitan un control sumamente sensible y preciso. El fundamento técnico lo constituye el accionamiento hidrostático (enlace a Innovación), que transmite la potencia del motor directamente a las ruedas motrices. Mediante el pedal derecho se hace avanzar el vehículo, mientras que el pedal izquierdo acciona la marcha atrás. El accionamiento tiene lugar sin escalonamiento.

Control mediante doble pedal en carretillas Linde

El control mediante doble pedal garantiza unos resultados de trabajo óptimos.

La aceleración máxima está regulada automáticamente. El vehículo se detiene en cuanto el conductor retira el pie de los pedales, de modo que no es necesario el freno. Dado que ambos pies están constantemente en contacto con los pedales, el conductor recibe siempre una respuesta sensorial directa sobre el movimiento del vehículo: se convierten virtualmente en una extensión de su cuerpo.

El puesto de trabajo perfecto

En las carretillas elevadoras y los vehículos de interior de Linde Material Handling, la persona y la máquina forman un todo. En todos los tipos de vehículos, todos los elementos de manejo están dispuestos de modo que el usuario pueda acceder a ellos fácilmente. Dependiendo del modelo, el puesto de conducción está optimizado para la utilización concreta o puede adaptarse a esta. Un ejemplo de ello lo constituyen las nuevas transpaletas con plataforma Linde T 20/T 25 SP. Gracias a la tecnología e-Driver de Linde, pueden manejarse cómodamente con una sola mano. El conductor mantiene una postura relajada en un ángulo de 45° con respecto a la dirección de marcha, y goza de una visión panorámica óptima del recorrido y la carga.

Puesto de conducción de una carretilla Linde

Único en el mundo: el puesto de conducción giratorio de Linde

Una ventaja competitiva de las carretillas elevadoras Linde reside en el puesto de conducción giratorio . Este proporciona al conductor una visibilidad perfecta incluso al circular marcha atrás, sin necesidad de girar en exceso la cabeza y la espalda. El sistema Linde Load Control aporta un plus de confort. Utilizando dos joysticks integradas en un reposabrazos, el conductor puede controlar con facilidad y precisión el sistema hidráulico de trabajo y auxiliar de la carretilla.

Diseño orientado al usuario como principio primordial

El diseño ergonómico de los vehículos de manutención y de los puestos de conducción continuará siendo en el futuro un elemento central de la filosofía de Linde. No obstante, a medida que la digitalización creciente transforma las interfaces de interacción entre la persona y la máquina, va adquiriendo mayor importancia el diseño orientado al usuario de todo el entorno del trabajo. Las tareas abarcan desde el diseño de las interfaces de usuario de sistemas de asistencia, controles y soluciones de software hasta la utilización de tecnologías de información móviles para facilitar el trabajo de los conductores y los gestores de flotas.

Interfaz de operario del software de gestión de flotas connect:

Interfaz de usuario del software de gestión de flotas connect: