Carretilla eléctrica antideflagrante

Máxima Seguridad, eficiencia y rendimiento

Carretillas antideflagrantes

Siguiendo las normas europeas

Los vehículos para trabajar en entornos potencialmente explosivos de Linde combinan máxima seguridad y eficiencia, ya que desde su origen están concebidos con las mismas prestaciones de rentabilidad y potencia, que los modelos convencionales.

Las normas de seguridad laboral exigen el empleo de equipos de manutención antideflagrantes, cuando se trabaja en entornos clasificados como potencialmente explosivos o inflamables por la posible presencia de gases, polvo o vapores. Para cubrir estas exigencias, Linde Material Handling dispone de la gama más completa de vehículos de manutención antideflagrantes, acorde con la Directiva Europea 2014/34/UE, que incluye 17 series que abarcan desde transpaletas manuales, transpaletas eléctricas, apiladores, carretillas contrapesadas eléctricas y térmicas, y carretillas retráctiles.

El motor de los vehículos ATEX de Linde están encapsulados, para evitar la penetración de polvo y suciedad

Encapsulado de todos los componentes del motor

Esto significa que los motores de traslación y elevación de todos los vehículos han sido concebidos de origen en versión antideflagrante y su sistema electrónico está encapsulado dentro de una carcasa Ex para evitar la penetración de polvo y suciedad, cumpliendo de esta forma con todos los requisitos de seguridad.

Nueva generación del sistema de detección de presencia de gas

Algunos de los modelos antideflagrantes de Linde, como las carretillas contrapesadas eléctricas las carretillas eléctricas Linde E20 a E35 EX emplean una nueva generación del sistema de detección de presencia de gas (GSS) de Linde. Además, algunos vehículos disponen de una versión especial que puede emplearse incluso en atmósferas con presencia de hidrógeno o acetileno (grupo de explosión IIC), este último es un gas incoloro altamente explosivo en combinación con aire u oxígeno.

Horquillas con recubrimiento antichispas

Horquillas con recubrimiento antichispas

Todos los modelos incluyen esta prestación. Además, la transpaleta manual estándar dispone de horquillas y bajos recubiertos de acero inoxidable. Las ruedas de carga conductivas son parte también del equipamiento de estos vehículos.

En las carretillas contrapesadas térmicas carretillas contrapesadas térmicas, un intercambiador de calor, enfría los gases de escape

Máximo control de la temperatura

En el caso de las carretillas contrapesadas térmicas, un intercambiador de calor, enfría los gases de escape y garantiza que durante el uso de la carretilla los gases de escape y las temperaturas superficiales no sobrepasen el límite de 200°C en ninguno de los componentes. El motor, el agua de refrigeración, el aceite hidráulico, los gases de escape y demás componentes generadores de calor están sujetos a un control de temperatura. Un apagallamas antideflagrante, situado en la zona de admisión de aire, y un apagachispas al final del tubo de escape aumentan aún más el elevado nivel de seguridad. Por otro lado, el radiador separado dispone de dos ventiladores eléctricos.

Mismas prestaciones que los modelos convencionales

Finalmente, un punto fundamental a destacar es que todas las versiones de vehículos de manutención antideflagrantes de Linde cuentan con las mismas prestaciones que los modelos convencionales en términos de potencia y diseño. Así, los componentes antideflagrantes han sido adaptados óptimamente sin limitar en absoluto el confort y la ergonomía de estos vehículos por lo que se consigue la misma productividad, agilidad y sencillez de manejo para las más diversas aplicaciones. Con ello, los clientes se benefician de todas las ventajas que ofrecen los equipos de serie de Linde, con los más elevados criterios de seguridad en tecnología antideflagrante.